Nota: Emprender (con la vulnerabilidad incluida como parte del proceso)

La palabra vulnerable proviene del latín “vulnerabilis”, -vulnus- que significa “herida” y el sufijo -abilis- que expresa “posibilidad”. Esa herida -vulnus- puede a su vez ser física o emocional de acuerdo con la definición que nos brinda el diccionario Merriam-Webster. El reconocer que podemos llegar a ser lastimados nos avergüenza, o podemos sentirlo como una…