Lean IN Argentina

Editorial: Principales hallazgos de Claudia Goldin, reciente Premio Nobel de Economía

Fue muy emocionante enterarme el 9 de Octubre pasado la nueva ganadora del Premio Nobel de Economía!

Claudia Goldin, estadounidense, profesora de la Universidad de Harvard y con un Doctorado en Economía de la Universidad de Chicago, es la tercera mujer entre los 92 premiados/as en la categoría de Economía y fue galardona “por haber avanzado en nuestra comprensión de la situación de las mujeres en el mercado laboral”.

Durante su investigación, Goldin rastreó archivos y recopiló más de 200 años de datos de Estados Unidos, lo que le permitió demostrar cómo y por qué las diferencias de género en los ingresos y las tasas de empleo se modificaron con el tiempo

Específicamente Claudia demostró que la participación femenina en el mercado laboral no tuvo una tendencia ascendente durante todo este período, sino que forma una curva en forma de U (ver gráfico a continuación).

En parte de sus informes concluyó, por ejemplo, que la participación de las mujeres casadas en el ámbito del trabajo disminuyó con la transición de una sociedad agraria a una industrial a principios del siglo XIX, pero luego comenzó a aumentar con el crecimiento del sector de servicios a principios del siglo XX. Goldin explicó este patrón como resultado del cambio estructural y la evolución de las normas sociales con respecto a las responsabilidades de las mujeres en el hogar y la familia.

Según Goldin, el acceso a la píldora anticonceptiva jugó un papel importante en la aceleración de este cambio revolucionario al ofrecer nuevas oportunidades para las mujeres en cuanto a la toma de decisiones sobre sus carreras y desarrollo laboral.

Principales hallazgos de Claudia Goldin

1-Brechas de Género: participación en el mercado laboral y brechas de salario

De acuerdo con datos del Banco Mundial, solo alrededor el 53% de las mujeres del mundo trabajan en actividades remuneradas en el mercado laboral, en contraste con el 80% de los hombres. Por otro lado, esas mujeres que trabajan ganan menos. De acuerdo con datos del Informe Mundial sobre Salarios 2018/19 de la OIT, las mujeres ganan 20% menos que los hombres.

Si colocamos la lupa sobre América Latina y el Caribe, comparativamente con los promedios mundiales, estas brechas si bien son menores, siguen siendo bastante marcadas. De acuerdo con los últimos datos del Observatorio Laboral del BID, solamente el 55% de las mujeres de la región participa en el mercado laboral en contraste con el casi 75% de los hombres; estamos hablando de una brecha de género de 20 puntos porcentuales en nuestra región.

En la Argentina, en 2022 la brecha salarial alcanzó el 27,7%: las mujeres ocupadas debieron trabajar 8 días y 10 horas más que los varones ocupados para ganar lo mismo que ellos en un mes (informe de la a Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género «¿Por qué las mujeres ganan menos? Las brechas de género en la economía argentina”).

Claudia explica que las razones detrás de las diferencias en participación laboral e ingresos entre hombres y mujeres cambian a lo largo de la historia y hoy en día están más relacionadas con aspectos como la falta de tiempo para trabajar y tomar trabajos mejor pagados, la carga de responsabilidades en el hogar, y las expectativas y normas sociales que muchas veces condicionan las decisiones que toman las mujeres sobre sus carreras.

2- El impacto de la realidad de las mujeres en los hogares

lo largo de la historia, en el siglo XX, las brechas de ingresos entre hombres y mujeres se acortaron en la medida en que más mujeres se integraban a la fuerza laboral, pero no desapareció. Se ha estancado y ha fluctuado, pero sigue ahí, y de acuerdo con las investigaciones de Goldin, la maternidad tiene un rol fundamental histórico en las diferencias de ingresos incluso entre hombres y mujeres con las mismas calificaciones y perfiles.

Como explica Laura Ripani en su artículo: “¿Por qué es importante que Claudia Goldin haya ganado el premio Nobel de Economía?” 

En líneas generales cuando las mujeres tienen hijos, sus ingresos tienden a caer y no es fácil lograr que aumenten otra vez. No es el caso de los hombres que se convierten en padres, para quienes recuperar sus niveles de ingreso de manera más rápida es más fácil. Goldin estudió la llamada “brecha de género parental” definida como la diferencia de ingresos entre madres y padres, y logró demostrar que en la medida en que los hijos crecen, y las mujeres pueden trabajar más horas, la llamada “penalización por maternidad” se reduce, pero las brechas de ingresos entre madres y padres se mantienen.

Goldin afirma que la falta de tiempo que experimentan las mujeres madres es crucial: al tener que asumir la mayor parte de las responsabilidades de crianza y cuidado de los hijos, se alejan de los esquemas de trabajo, usualmente mejor pagados, que premian la disponibilidad horaria, las carreras ininterrumpidas y la presencialidad”.

3-Expectativas en el Desarrollo de la Carrera de las Mujeres

Por buena parte del siglo XX, muchas mujeres subestimaron la cantidad de tiempo que pasarían dentro de la fuerza laboral y eso tuvo una influencia en sus decisiones y elecciones educativas y de capacitación. Fuente: https://www.nobelprize.org/

Como comenta Laura Rapani, “Las expectativas que las mujeres han tenido a lo largo de la historia acerca de su permanencia y su rol en el mercado laboral también han sido grandes determinantes de sus grados de participación en el mundo del trabajo. Mujeres nacidas entre 1931 y 1940, por ejemplo, no tenían la expectativa de estar en el mercado laboral más allá de los 50 años, y anticipaban para sus vidas empleos cortos e intermitentes en varios trabajos, no necesariamente una carrera.

La posibilidad de tener que sostenerse monetariamente solas era una perspectiva lejana, aspiraban más a casarse que a optar una carrera. Muchas mujeres, afirma Goldin, en esa época y ahora, forman sus expectativas de carrera y de vida sobre la base de lo que ven a sus madres hacer, y muchas subestiman su potencial profesional”.

Que Claudia Goldin haya ganado este premio ayuda sin dudas a entender muchas de las razones de los obstáculos que encuentran las mujeres en el desarrollo de sus carreras, que se ven reflejado en las brechas de género que, si bien han mejorado a lo largo del tiempo, aún queda mucho por hacer…

Por citar también un caso reciente, en Islandia, que fue clasificada por el Foro Económico Mundial como el país con mayor igualdad de género del mundo durante 14 años consecutivos, se organizó la primera huelga en casi 50 años del colectivo femenino en reclamo por la brecha salarial y para decirle basta a la violencia de género

Aún no hemos alcanzado nuestros objetivos de plena igualdad de género y seguimos luchando contra la brecha salarial de género, que es inaceptable en 2023. Todavía estamos abordando la violencia de género, que ha sido una prioridad para mi gobierno”, apuntó la jefa de Estado, Katrín Jakobsdóttir, quien participó también de la protesta.

 A dicha huelga, asistió el 90% de la fuerza laboral femenina.

¡Qué inspirador que esta huelga y fuerte toma de conciencia la haya hecho el país con mayor igualdad de género del mundo!

¡Vamos mujeres, que este acto y esta foto nos inspiren a no quedarnos calladas y luchar, cada una desde nuestro lugar, por lo que estamos convencidas que es justo y necesario en pos de la igualdad de derechos y oportunidades …y no solo para nosotras, sino para todas las mujeres que nos rodean!

 

Dolo ❤️

Dolores Cortés, Fundadora y Directora General de Lean In Argentina
dolorescortes@leaninargentina.org